Revista Freudiana

Freudiana nº 59

mayo/agosto 2010


EDITORIAL

Freudiana publica, en esta ocasión, la última clase del Curso Una lectura del Seminario De un Otro al otro, en el que J.-A. Miller introduce la proposición de Lacan «Las cosas pueden ir tan lejos que se llegue a interrogar el efecto de pensamiento como sospechoso». En una invitación a tomar partido por el inconsciente, plantea como preciso un pensamiento que deje entrever una función: la del objeto a.

A~o que nos confronta con Eso que llamamos inconsciente, como los artículos de M. Foahi, Del lado del inconsciente, y de M. Alvarez Sobre el inconsciente real: «Lo real no espera nada de la palabra», en los que se trabaja la elaboración que condujo a Lacan a formular la noción de inconsciente real.

E. Laurent en Semblantes y Sinthome relaciona los impasses del pensamiento contemporáneo tomados por Lacan, con el término semblante, en tanto lo que viene a nombrar la forma posible de goce.

En el Apartado sobre El Pase, publicamos las dos conferencias dadas en La Comunidad de Catalunya por los AE S. Salman y G. Stiglitz.

S. Salman en Deseo de pase-Desear el pase trasmite algo singular, al aislar el modo en que el deseo de pase atraviesa la experiencia del análisis. En Ánimo de Amar la autora ubica al analista encarnando con su decir y su presencia el agujero que permite que el circuito pulsional se recorra. G. Stiglitz plantea La Escuela como dispositivo contra la necedad y al analista haciéndose incauto del semblante, pero sin desconocer lo Real. M. Tarrab en su artículo La reducción de la Transferencia y la soledad del analista, nos habla sobre el «pase terminable e interminable», en relación a lo que mantiene vivo la experiencia en el postanalítico.

En el apartado sobre Investigación R. Navarro, en Algunos rasgos de la psicosis Ordinaria, expone las diferencias entre la clínica clásica -continuista- y la clínica discontinuista de la última enseñanza de Lacan.

En Clínica publicamos los interesantes trabajos de L. Canedo Siempre no puedo dormir, S. Huler La seriedad de un juego (De síntoma a sínthoma) y J. M. Panés Avatares de la enunciación en el autismo.

Sobre la soledad del analista de Vicente Palomera explora la elaboración del concepto de soledad en el Psicoanálisis, e introduce la elaboración de Lacan sobre el modo particular de soledad que se produce al final del análisis.

A. Castell en Soledad soñada expone el trayecto analítico realizado por un sujeto, localizando los desfiladeros significantes por los que acceder a las determinaciones de su síntoma.

Por último, en Enseñanzas de los AE, Antoni Vicens con El Hereje articula de forma exquisita la posición del hereje con los vínculos sociales creados por el discurso analítico. El autor plantea como atributos históricos de la herejía, la segregación, la soledad, el aislamiento, la condena; pero, sobre todo, la creación de una nueva comunidad.

En relación a la soledad, Lacan plantea la conocida pregunta sobre el libro que uno se llevaría a la isla desierta, añadiendo al sujeto un tener cualquiera al evocar esta soledad. J.-A. Miller aclara que esa isla desierta sería elfranqueamiento esencial de la era moderna.

Gabriela Galarraga
g.galarraga@urovirtual.net